Estafeta estellesa

Bitácora de la biblioteca de Estella

Malos tiempos para las bibliotecas navarras…

Posted by bibliotecaestella en 30 septiembre 2011

Las bibliotecas navarras han sucumbido también a la crisis que nos azota desde el año 2008. Hasta ayer subsistían, unas más holgadamente, otras más precariamente, pero se intentaba atender las necesidades del usuario.
El 28 de Septiembre de 2011 se recordará por algo histórico: es la primera vez (que yo recuerde, y llevo muchos años en esto) en que ningún documento será incorporado, mediante compra, al fondo de las bibliotecas, por lo menos hasta comienzos del 2012. Tres meses en que los libros de las estanterías no tendrán que hacer sitio a sus nuevos compañeros.
Así queda reflejado en esta noticia aparecida en el Diario de Navarra:  Las bibliotecas sin nuevos libros hasta el año que viene

Esto en cuanto al presupuesto del Gobierno. Cada biblioteca posee también una partida concedida por el Ayuntamiento de su localidad. De momento parece que esta subvención se mantiene este año aunque, visto el panorama, puede que sean partidas que sufran también el tijeretazo.

La situación es la que es, pero igual ha llegado el momento de optimizar los recursos que poseemos, de utilizar nuestra inteligencia y de implicar a los usuarios.

¿Qué mecanismos podríamos activar para intentar llevar esta situación de la mejor manera posible?
Es muy compleja la respuesta.

El préstamo interbibliotecario, uno de los servicios básicos que contempla la Ley Foral de Bibliotecas de 2002, es uno de esos recursos que poseemos y que está muy poco optimizado. Existen hoy por hoy muy pocas bibliotecas que dan este servicio al usuario. Las razones son varias: falta de dinero, no tener una oficina de correos cerca…
Sin embargo, en estos tiempos de crisis, y teniendo en cuenta que los presupuestos para el año que viene puede que queden muy menguados, deberíamos encontrar la manera de que los cerca de 400.000 documentos que poseen las bibliotecas navarras pudieran circular fluidamente por todas las bibliotecas, especialmente por las más pequeñas, que son las que, al fin y al cabo, poseen menor presupuesto.
¿Cómo?
En Navarra el presupuesto para compra de libros que otorga el Gobierno se desglosa en dos partes: una partida para la Biblioteca de Navarra y otra para la Red de Bibliotecas. ¿Por qué no utilizar una parte de la partida de la Red para articular este servicio? Bien mediante convenios de franqueo con Correos, o estudiando los costes de mensajería. Si la Biblioteca de Navarra sigue con sus compras, el resto de las bibliotecas nos podríamos nutrir de sus fondos a través del préstamo. Cierto es que a las bibliotecas llegarían menos ejemplares por compra directa, pero el acceso al resto de los fondos sería mucho más sencillo y menos gravoso.
Verdaderamente el fondo bibliotecario navarro estaría bien aprovechado.

En cuanto a los usuarios, no estaría mal que intentásemos hacerles ver que, en tiempos de crisis, su ayuda es inestimable. Y para eso tenemos un mecanismo: las donaciones. Pensemos un poco: si yo, por ejemplo, me compro el último libro de Pérez Reverte y, después de leerlo, lo dono a mi biblioteca, ese ejemplar puede ser leído por un mínimo de 12 personas en un año. Lo mismo ocurre con los dvds o los cds de música.
Si cada usuario donara un solo de los documentos que tiene en su casa, el fondo bibliográfico aumentaría considerablemente y la oportunidad de que otros usuarios pudiesen acceder a ese documento también.
En Estella tenemos donantes desprendidos. De hecho, en lo que va de año, 354 obras se han incorporado al fondo bibliotecario a través de esta vía.
¿Por qué no concienciar al usuario para que colabore y sea solidario?

Estas son sólo dos de las acciones que se podrían llevar a cabo para hacer frente a lo que se nos viene encima en los próximos meses o igual años.

Estamos abiertos a cualquier tipo de sugerencia que nos pueda llegar.

“No es momento de lamentaciones. Es momento de pararse, sentarse, ponerse a pensar y buscar soluciones imaginativas que nos ayuden a todos” (Biblioteca de Estella)

Anuncios

2 comentarios to “Malos tiempos para las bibliotecas navarras…”

  1. sonia said

    Lo de las donaciones en ocasiones es algo peligroso. Esta muy bien si la obra que te dejan es demandada, conocida o tiene un valor especial. El problema viene cuando tienes que examinar muchos fondos de esas donaciones. Es decir, alguien hace “limpieza” en su casa y te trae cajas de libros para que los examines y te quedes con lo que convengas. Hay veces que ninguno interesa (por el estado, la antigüedad, etc…) y el tiempo que se invierte en examinar esos fondos a veces no se ve recompensado.
    Firma:
    Una bibliotecario que ha pasado por ello.

  2. Sara said

    Parecen dos buenas formulas. Desde las bibliotecas se podría hacer una campaña que fuese más proxima a cada usuario.
    Tambien, utilizar las zonas donde los ayuntamientos colocan su información, centros juveniles, juvilados, casas de cultura, bares, y otros establecimientos, para que otros posibles usuarios, quedasen informados.
    En este momento de “crisis”, no haría falta una gran cartelería a todo color, algo gráfico, bien diseñado como campaña, con un mensaje escueto, pero clarificador. Se puede ir pensando en un modelo que se pudiera compartir…
    Así, se podría aumentar el numero de donantes.
    Y por que nó, el numero de usuarios…
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: