Estafeta estellesa

Bitácora de la biblioteca de Estella

El mundo perdido: redescubriendo un clásico

Posted by bibliotecaestella en 4 julio 2012

“Existen aún seres que supuestamente pertenecen a la edad jurásica, monstruos capaces de atrapar y devorar a los más grandes y feroces de nuestros mamíferos. ¿Que cómo lo sé?, me preguntan ustedes. Lo sé porque he visitado sus secretas guaridas. Lo sé porque he visto algunos de ellos”. Con esas palabras, el profesor George Edward Challenger desafiaba en el Instituto Zoológico de Londres a sus colegas científicos del siglo XIX y abría las puertas a la expedición que le llevaría al Amazonas en busca de las pruebas de la existencia de estas criaturas. El porqué de esta conferencia y el desenlace del viaje hay que buscarlo entre las páginas de ‘El mundo perdido‘, un clásico literario que en sus cien años de vida recién cumplidos ha servido de inspiración a numerosas narraciones, películas y series de televisión.

Quizás la literatura policíaca le deba más a Arthur Conan Doyle (1859-1930) que la de ciencia ficción. Pero por muy alargada que sea la sombra del detective más famoso del mundo -Sherlock Holmes- no sería justo que hiciese olvidar otras importantes creaciones del escritor escocés.

En unas décadas plagadas de clásicos de aventuras salidos de las plumas de novelistas como Julio Verne, Edgar Allan Poe, Jack London, H.G. Wells o Robert Louis Stevenson, Conan Doyle supo dar con el argumento que le colocaría como uno de los pioneros del género literario de ciencia ficción. Y es que la relación entre dinosaurios, libros, cómics y películas no sería hoy en día el mismo si en 1912 no hubiese visto a la luz esta novela. En ella se narra las peripecias de una expedición británica formada por dos científicos, un reportero y un aventurero en su intento de evidenciar la existencia de dinosaurios en una recóndita región amazónica de Venezuela.

De la mano del personaje principal de la novela -el profesor Challenger-, este clásico de aventuras nos sumerge en un mundo en el que todavía sobreviven no sólo dinosaurios, sino también especies primitivas de humanoides. Será justamente este hecho, la existencia y las luchas de estos antecesores del ser humano, el punto central narrativo de la novela, dejando en un segundo plano a los pterodáctilos y demás milenarios reptiles, animales que curiosamente fueron los que posteriormente dieron fama a la novela.

Un siglo después de su publicación, muchos han sido los escritores y cineastas que han reproducido este mito en sus obras. Quizás el más conocido hoy en día sea el estadounidense Michael Crichton, gracias a su ‘Parque Jurásico’ (1990) o ‘El mundo perdido’ (1995), ambas por cierto también disponibles en la Biblioteca de Estella.

Claro que el espíritu de estas novelas poco o nada tienen que ver con el aire aventurero y caballeroso de los personajes diseñados por Conan Doyle, fieles representantes de una época en la que a los héroes la nobleza se les presuponía.

Quizás haya quien, al leer ahora ‘El mundo perdido’, lo haga encorsetado por las ataduras científicas, sociales y también literarias de este siglo XXI. O quien busque entre sus páginas respuestas a preguntas científicas o filosóficas. No disfrutará entonces de sus páginas. Porque esta novela -que en la Biblioteca Pública de Estella podemos encontrar en la sección juvenil- ‘simplemente’ cumple con el grandioso objetivo de la literatura de aventuras: el de entretener y encender la imaginación del lector. Y lleva todo un siglo haciéndolo de manera satisfactoria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: