Estafeta estellesa

Bitácora de la biblioteca de Estella

Un depósito bibliotecario lleno de sorpresas

Posted by bibliotecaestella en 31 agosto 2012

Además de las que pueden ver y utilizar los usuarios, las bibliotecas tienen varias salas más también destinadas a albergar publicaciones pero con acceso limitado al público en general. Por ejemplo, en la Biblioteca Pública de Estella disponemos de la sala de Fondo Antiguo (donde se guardan obras desde el siglo XVII hasta la primera mitad del siglo XX), o el Depósito, que alberga miles de libros, películas y audiovisuales que por problemas de espacio no pueden ser presentados al público en las estanterías de la sala de lectura o la sala de estudio.

Y es que para que las nuevas adquisiciones y novedades literarias tengan su sitio, otros libros tienen que cederles su espacio. Pero este depósito no es ni de lejos una especie de cementerio de elefantes, ya que las publicaciones que alberga –cerca de 6.000 libros- están también a disposición de cualquier usuario de la biblioteca. Por ello, si no se encuentra el libro que se desea en las estanterías, es conveniente preguntar a los bibliotecarios si se dispone de ése o de algún otro ejemplar similar, ya que es fácil que en los casos de publicaciones con algunos años ya de vida, se haya decidido cambiar su localización y ubicarlo en dicho depósito.

Es el caso, por ejemplo, de los grandes clásicos creados por escritores como Homero, Marcel Proust, Balzac, Charles Dickens, Chejov, Tolstoi, Delibes o Pérez Galdós, por citar algunos. Aunque el paso de los años hace que su demanda sea menor que la de publicaciones editadas en la actualidad, se hace imprescindible su presencia en una biblioteca pública, dando así la posibilidad a las generaciones presentes y futuras de acceder y disfrutar con su grandeza literaria.

Otra forma de dar con los libros que se encuentran en el depósito es a través de internet, con el Catálogo de las Bibliotecas Públicas de Navarra. En este caso, si al buscar un ejemplar dentro de la sucursal de Estella vemos que dentro del apartado de ‘signatura’, ésta viene precedida de una ‘D’ (Ejemplo: ‘La comedia humana’ de Balzac tiene la signatura D-N BAL), sabremos que se encuentra en el depósito y tendremos que pedirlo a uno de los bibliotecarios. Así de sencillo.

En resumen, la finalidad de los depósitos es proporcionar el mejor almacenamiento posible de los documentos con seguridad y de modo que sean accesibles al personal capacitado. Para ello, disponen de estanterías de tipo compacto, que dan la posibilidad de guardar este material en un menor espacio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: