Estafeta estellesa

Bitácora de la biblioteca de Estella

Archive for the ‘Bibliotecas’ Category

Sampedro, un escritor de primera necesidad

Posted by bibliotecaestella en 9 abril 2013

1046368Siempre que algún escritor fallece –como en el caso, hoy, de José Luis Sampedro- se escribe aquello de que “nos queda su obra”. Y si hay un sitio donde esa frase se transforma en realidad es precisamente en una biblioteca. En ellas, los libros hacen inmortales a sus creadores, sus historias, sus personales, sus pensamientos… En sus estanterías no se hace distinción entre escritores vivos y escritores fallecidos. La vida, sobre la que tanto había escrito Sampedro (1917-2013), sigue fluyendo entre los millones de hojas que dan forma a estos edificios dedicados a la cultura.

Desde uno de estos centros, el de la Biblioteca Pública de Estella, queremos hacer un pequeño homenaje a este longevo escritor, humanista y economista. Además de difundir su amplia obra con una exposición en la que los lectores pueden encontrar sus principales novelas y escritos económicos, queremos también recordar parte de un artículo que elaboró en 2008, precisamente en defensa de estos espacios públicos, en contra del canon de 20 céntimos que se pretendía cobrar por cada libro prestado y que tituló: ‘Bibliotecas, artículo de primera necesidad’:

 Exposición sobre José Luis Sampedro en la Biblioteca Pública de Estella (…) “Cuando yo era un muchacho, en la España de 1931, vivía en Aranjuez un Maestro Nacional llamado D. Justo G. Escudero Lezamit. A punto de jubilarse, acudía a la escuela incluso los sábados por la mañana aunque no tenía clases porque allí, en un despachito que le habían cedido, atendía su biblioteca circulante. Era suya porque la había creado él solo, con libros donados por amigos, instituciones y padres de alumnos. Sus “clientes” éramos jóvenes y adultos, hombres y mujeres a quienes sólo cobraba cincuenta céntimos al mes por prestar a cada cual un libro a la semana. Allí descubrí a Dickens y a Baroja, leí a Salgari y a Karl May.Muchos años después hice una visita a un bibliotequita de un pueblo madrileño. No parecía haber sido muy frecuentada, pero se había hecho cargo recientemente una joven titulada quien había ideado crear un rincón exclusivo para los niños con un trozo de moqueta para sentarlos. Al principio las madres acogieron la idea con simpatía porque les servía de guardería. Tras recoger a sus hijos en el colegio los dejaban allí un rato mientras terminaban de hacer sus compras, pero cuando regresaban a por ellos, no era raro que los niños, intrigados por el final, pidieran quedarse un ratito más hasta terminar el cuento que estaban leyendo. Durante la espera, las madres curioseaban, cogían algún libro, lo hojeaban y veces también ellas quedaban prendadas. Tiempo después me enteré de que la experiencia había dado sus frutos: algunas lectoras eran mujeres que nunca habían leído antes de que una simple moqueta en manos de una joven bibliotecariales descubriera otros mundos.Y aún más años después descubrí otro prodigio en un gran hospital de Valencia. La biblioteca de atención al paciente, con la que mitigan las largas esperas y angustias tanto de familiares como de los propios enfermos fue creada por iniciativa y voluntarismo de una empleada. Con un carrito del supermercado cargado de libros donados, paseándose por las distintas plantas, con largas peregrinaciones y luchas con la administración intentando convencer a burócratas y médicos no siempre abiertos a otras consideraciones, de que el conocimiento y el placer que proporciona la lectura puede contribuir a la curación, al cabo de los años ha logrado dotar al hospital y sus usuarios de una biblioteca con un servicio de préstamos y unas actividades que le han valido, además del prestigio y admiración de cuantos hemos pasado por ahí, un premio del gremio de libreros en reconocimiento a su labor en favor del libro”. (…)

Larga vida a José Luis Sampedro.

Anuncios

Posted in Bibliotecas, Obituarios, Recomendaciones | Etiquetado: | Leave a Comment »

Celebraremos el Día del Libro… a pesar de la crisis

Posted by bibliotecaestella en 23 abril 2012

El día 23 de abril fue elegido como Día del Libro y del Derecho de Autor al coincidir con el aniversario de la muerte de dos de los más grandes escritores que ha dado la historia, Miguel de Cervantes y William Shakespeare.

La Unión Internacional de Editores propuso esta fecha a la Unesco, siendo aprobada en París por la Conferencia General de dicha institución el 15 de noviembre de 1995.

Desde el año 2001 se nombra a una ciudad Capital Mundial del Libro realizando durante el año diferentes actividades relacionadas con los libros. A partir del día 23 de abril de este año semejante honor le corresponde a la capital de Armenia, Ereván.

Desde la Biblioteca de Estella-Lizarra nos unimos a esta celebración en una coyuntura difícil e incierta, en la cual las bibliotecas no quedan al margen de la crisis y los recortes que están afectando a todos los ámbitos.

Conceptos como privatización de servicios, “voluntarios” para ayudar en las tareas bibliotecarias,  amortización de locales y puestos de trabajo… emergen en el horizonte como nubarrones negros en las tardes estivales de tormenta.

La Biblioteca de Estella-Lizarra no está siendo ajena al momento tan convulso que nos está tocando vivir. Así, con el inicio del año, empezamos a sufrir situaciones jamás conocidas en los 12 años de andadura de la biblioteca en el nuevo local. Desde el día 1 de enero desaparece la figura del conserje -no se sabe muy bien hasta cuando- y el presupuesto por parte del Ayuntamiento se ve reducido nada más y nada menos que en un 91%, con lo que quedamos imposibilitados de prestar muchos servicios  que desarrollábamos hasta ahora (compra de prensa, préstamo interbibliotecario, tramitación de desideratas de usuarios…) y nos situamos a la cola de las bibliotecas de nuestro entorno en cuanto a presupuesto, siendo la capital de la Merindad.

Todo esto unido al poco apoyo de nuestra jefatura (el personal de la biblioteca pertenece al Gobierno de Navarra) que, amparándose en la delicada situación económica, nos pide que aguantemos como mejor podamos el tirón, hizo que cundiese el desánimo entre el personal trabajador coincidiendo con la temida cuesta de enero.

A partir de aquí, y dentro de las limitaciones que tenemos debido a la nueva coyuntura, hemos tenido que tirar de imaginación y ofrecer a los usuarios nuevas estrategias para seguir captando su atención. En este apartado se englobarían la campaña, aún vigente, de intercambio de material duplicado de la bilioteca con los usuarios (tanto de libros como de películas) y las diversas exposiciones temáticas (gastronomía, mujer, Dickens…) con un resultado bastante satisfactorio.

Otro aspecto que ha contribuido a paliar las severas carencias económicas ha sido los numerosos donativos, tanto de particulares como de entidades,  que hemos recibido en lo que llevamos de año y que, debido a su calidad y temática actual, han servido para incrementar el fondo de manera notable.

Y en esas estamos, cuando casi sin darnos cuenta, tal vez sea por el mes de abril tan inestable que estamos teniendo en lo meteorológico, nos hemos presentado en el “Día del Libro”. Desde Estella tenemos previsto conmemorarlo con una exposición titulada “Libros sobre libros” donde entresacamos del fondo tanto novelas que tratan el mundo del libro como libros de mater¡as de este tema.

Además de esto, y para darle un toque reivindicativo, el día 23, los trabajadores de la biblioteca vendremos ataviados con las camisetas de la denominada “Marea amarilla” en defensa de las bibliotecas públicas.

Para terminar con un regusto esperanzador, hay que comentar que a lo largo de todas estas vicisitudes -llámese ‘tijeretazo’- los usuarios no han parado de utilizar nuestros servicios y que a día de hoy, esperemos que sea por mucho tiempo, seguimos con nuestro horario de 12 horas ininterrumpidas.

“Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca”. Jorge Luis Borges.

Posted in Actividades, Biblioteca, Bibliotecas | Etiquetado: , | Leave a Comment »

24 de octubre día de la biblioteca

Posted by bibliotecaestella en 24 octubre 2011

Desde 1997 y gracias a la iniciativa de la Asociación Española de Amigos del Libro Infantil y Juvenil, cada 24 de octubre se celebra el día de la biblioteca. Para celebrarlo este año hemos preparado una selección de libros infantiles que tratan sobre este tema.

¡Esperamos que os gusten!

  • La bibliotecaria de Basora / Jeanette Winter
  • La biblioteca mágica de Bibbi Bokken / Jostein Gaarder y Klaus Hagerup
  • La biblioteca fantasma / David Melling
  • León de biblioteca / Michelle Knudsen
  • El bibliobús mágico / César Fernández García
  • Maisy va a la biblioteca / Lucy Cousins
  • El monstruo y la bibliotecaria / Alfredo Gómez Cerdá
  • Mugida liburutegian / Josep Gregori
  • Murciélagos en la biblioteca / Brian Lies
  • Asesinato en la Biblioteca Nacional / Luisa Villar Liébana
  • La biblioteca secreta / Ralf Isau
  • La biblioteca de Turpin / Max
  • La biblioteca de los libros vacíos / Jordi Sierra i Fabra
  • Biblioburro : una historia real de Colombia / Jeanette Winter

Posted in Biblioteca, Bibliotecas, Literatura, Recomendaciones | Etiquetado: | Leave a Comment »

Reflexiones de una bibliotecaria…¿Una especie a expurgar?

Posted by bibliotecaestella en 30 junio 2011

La verdad es que, así escrito, el título de esta entrada es un tanto apocalíptico.

Pero, como ya decía Don Hilarión en “La Verbena de la Paloma”: Hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad. Y esto está muy reflejado en el mundo del libro.

Se puede decir que han existido tres grandes revoluciones en el ámbito de la escritura y el libro:

La primera empezaría con la aparición de la escritura en Mesopotamia allá por el tercer milenio antes de Cristo, lo que cambió sustancialmente el modo de comunicación humana.
La escritura iría variando a lo largo de la historia.

El segundo gran momento en esta revolución nos lo da el Sr. Guttenberg cuando en 1456 consigue el prodigio de imprimir una Biblia con la imprenta, máquina que nos evita la laboriosa tarea de copiar los libros a mano.
Este avance tecnológico permitirá que se “popularicen” los libros y que la cultura, por lo tanto, sea accesible para todo el mundo.

Durante más de 500 años el libro se ha mantenido más o menos así, aunque, con la aparición de los ordenadores, las personas comienzan a leer en formato digital.
En 1971 Michael Hart crea el Proyecto Guttenberg, una biblioteca gratuita de libros digitales.
Y en 1998 aparecerá un aparatito que va revolucionar la tranquila vida del libro impreso y, ya de paso, la vida de bibliotecas y bibliotecarios: el Rocket ebook, que servía para leer libros  en una pantalla LCD que desprendía luz.
Este mismo año aparece el softbook , que permitía descargar los libros directamente de internet o insertarlos con flash cards. Su pantalla era también de LCD.
Esta revolución, llevó a que la revista Mouse.cl lanzara este grito en la red:  “El libro ha muerto, viva el e-book”

Esta frase tan lapidaria todavía no se ha hecho realidad.
No obstante, en estos 13 años que han pasado desde la aparición de los primeros e-readers la evolución ha sido vertiginosa, sobre todo a partir de 2006, cuando hace su aparición la tinta electrónica, tecnología que permite que se fabriquen e-readers con pantallas que no irradian luz, lo que no daña la vista.
De este tipo tenemos varios: Sony Reader, Kindle, Nook, Papyre…
Probablemente acabaríamos comprando uno de estos gagdets, pero la aparición del ipad (2010) y las posteriores tabletas que han desarrollado compañías como Toshiba, Samsung… han supuesto una dura competencia al e-reader, competencia que, según mi modesta opinión, acabará inclinando la balanza a favor de la tablet, en el momento en que ésta consiga desarrollar una tecnología que no dañe la vista al leer.

¿Cómo ha cambiado esta revolución las formas de compra del libro?

Con el libro en papel, uno iba a la librería, elegía el libro y lo abonaba, bien en metálico, bien entregando la tarjeta.

¿Qué pasa con el libro electrónico?
La cosa se complica aún más.
Para empezar, la oferta de libro electrónico (en español que es nuestro caso) es todavía escasa. Podemos encontrar, este tipo de soporte en  El Corte Inglés, Casa del Libro, Elkar, Gurebook (para libros en euskera), entre otros ; así como en plataformas como Libranda, que no vende libros directamente sino que te pone en contacto con librerías y editoriales que sí trabajan el mundo digital.

Voy a contar mi experiencia.
Antes de poder comprar un e-book, es preciso tener permiso en el e-reader para poder descargar libros con DRM . Para ello, tenemos que darnos de alta en Adobe Digital Editions, lo que nos obliga a facilitar datos personales.
Una vez hecho esto, vamos a una página web, a comprar.
Otra vez nos tenemos que registrar, con lo cual volvemos a dar nuestros datos personales.
Realizamos la compra que, como en cualquier otra compra digital, consiste en seleccionar el libro, añadirlo al carrito y luego efectuar la adquisición, para lo cual también tendremos que elegir método de pago: mediante Paypal o dando los datos de nuestra tarjeta.
Lo que nosotros compramos es un link de descarga.
Para poder verlo en nuestro e-reader, tendremos que tener instalado en el ordenador algún programa tipo Calibre o Reader Library, en el caso de tener un e-reader Sony. Añadiremos nuestro libro a uno de estos programas.
Luego conectamos nuestro e-reader al ordenador y a través de Calibre o Reader Library nos descargamos el e-book en el aparato.
¡¡¡Y ya está listo y se puede leer con tranquilidad!!!

Como se ve, son pasos que precisan, en algunos casos, de algún conocimiento de informática y de descargarse programas al ordenador.
También podemos descargar gratuitamente libros que están libres de derechos de autor. Lo podemos hacer en Proyecto Gutenberg o en Google Books, por ejemplo.

Esto desde la vía legal. Pero no nos engañemos. Existen multitud de páginas web como epub gratis o que de libros que permiten la descarga ilegal de e-books de manera mucho más rápida.

¿Dónde queda la biblioteca en todo este mundo?

Nosotros, como bibliotecas, no podemos permanecer ajenos a toda esta revolución que se nos viene encima.
Cierto es que hasta ahora nos manteníamos expectantes porque había cosas como el formato que se iba a imponer, que no estaban del todo claras.

Pero hemos de reconocer que el e-book está ahí y no se va a ir, y he aquí donde las bibliotecas tenemos que pensar qué modelo de préstamo queremos dar a nuestros usuarios.

Hoy por hoy, se han abierto tres vías en el panorama bibliotecario español:

–  En Enero de este año el Ministerio de Cultura informó, a través de nota de prensa, que 15 bibliotecas españolas iban a ser dotadas con e-readers cargados con obras libres de derechos de autor. De esta manera se pondría en marcha un servicio de préstamo a domicilio del aparato, para que los lectores se familiarizasen con el dispositivo. La iniciativa ha tenido mucho éxito.
– La Red de Bibliotecas de Galicia ha dado un pasito más y ha creado Galicia ebooks. Se trata de una plataforma de descarga de libros en préstamo. Pero es mixta, porque para poder descargar el e-book, has tenido que llevarte en préstamo primero el dispositivo. La plataforma la ha montado la empresa Xercode.
Experiencias que se están llevando a cabo en Madrid y Barcelona, recogidas en el último número de Bid en un artículo titulado: “Desarrollo del servicio de préstamo en línea de libros electrónicos en las bibliotecas públicas de Cataluña y de la Comunidad de Madrid”. Creación de una plataforma neutra comercialmente, desde la que se pueda acceder al préstamo de documentos electrónicos. Se apuesta más por prestar contenidos que dispositivos de lectura.
Un ejemplo de este tipo es la biblioteca digital de la New York Public Library eNYPL .

Personalmente creo que la balanza acabará inclinándose hacia la tercera opción, siguiendo modelos como el de la Biblioteca Pública de Nueva York.
Y los bibliotecarios, como otras tantas veces, tendremos que adaptarnos a las nuevas tecnologías. Algo verdaderamente impresionante en un colectivo que, hoy por hoy, está compuesto de “emigrantes digitales”.

No obstante, todas estas reflexiones que hago ahora para diciembre puede que estén obsoletas y a finales de año tengamos que hablar de ¿nube? ¿Spotify de libros?…

“Lo más irónico de todo es ver que las maravillas electrónicas se venden con un instructivo impreso. Ningún libro se vende con instructivos electrónicos que faciliten su lectura.” (Mario Vargas Llosa)

Posted in Bibliotecas, Internet y nuevas tecnologías | Etiquetado: , | Leave a Comment »

Hola, soy miembro de un club de lectura y llevo 15 horas sin leer

Posted by bibliotecaestella en 3 mayo 2011

De esta manera se presentó Jose, uno de los miembros de un Club de lectura que intervino el pasado 30 de Abril en el I Encuentro de Clubes de Lectura de Navarra celebrado en el Auditorio de Barañain.

Foto: L.I.

El Encuentro comenzó a las 10 de la mañana con la recepción de todos los participantes, a los que se les entregó una bolsa con diversas publicaciones.
El acto fue introducido por Jesús Arana, bibliotecario de Barañain y después de escuchar unas palabras del Alcalde de la localidad y del representante del Gobierno de Navarra, le llegó el turno a Ignacio Martínez de Pisón, escritor y guionista.

A lo largo de hora y media, Martínez de Pisón habló sobre sus comienzos en la literatura y sobre sus novelas.
“El escritor es un hombre que trabaja en solitario y tiene muy pocas veces contacto con los lectores…Uno no puede ser testigo de las lecturas de los demás”. “Cuando uno escribe un libro a lo que aspiras es a crear un mundo completo, perfecto, en el que puedes vivir una vida distinta a tu vida real”. “Me interesan historias que estén escritas con un material que sea el mismo del que está hecha la vida: olor, felicidad, discusiones, partidos de fútbol el domingo…” “Un escritor tiene que trabajar la lengua y homenajear la capacidad de la misma para expresar con total precisión el mundo. Tiene que saber escribir de verdad porque él es el guardián del idioma”  fueron algunas de las frases con las que el escritor nos deleitó a lo largo de hora y media.

 Así mismo, su último trabajo “El día de mañana” ocupó una parte de su intervención.
Se trata de una novela coral donde conocemos a Justo Gil, un confidente de la policía, a través de los testimonios de una serie de personajes que en algún momento de su vida han entrado en contacto con él.
De esa manera, nunca tenemos una visión unitaria del personaje, sino muchas facetas.
Y aunque el eje central son las andanzas de este personaje que no cuenta con nuestras simpatías, el autor ha querido retratar cómo era la Barcelona de los últimos años del franquismo y primeros años de la democracia.
El mismo lo expresa así: “No quería hacer un libro sobre mi memoria, ni sobre mi ciudad, sino una novela en la que fuera la memoria de muchos la que quedara expresada…Me gustaba pensar que podía dar una especie de instantánea de lo que pudo ser aquella época”.

Foto: L.I.

 Después de recobrar fuerzas gracias a una suculento aperitivo y de ser retratados para la posteridad, llegó el turno de las intervenciones de miembros de diversos clubes de lectura.
Hablaron de sus motivaciones para ser integrantes del club, de sus libros favoritos, anécdotas, viajes, etc… Y varias cosas quedaron claras: todos eran unos “adictos a la lectura” y el club no sólo les había servido para compartir sus vivencias lectoras, sino también para establecer vínculos con otras personas y aprender a respetar la diversidad de opiniones.
Personalmente, a mí me gustó la intervención del representante del club de lectura de la cárcel de Pamplona, que fue la voz de sus compañeros, los que no habían podido estar con nosotros y para los que la lectura tiene un significado mucho más profundo: es una puerta hacia el mundo exterior, ese mundo que tienen vedado.
Representando al club de Estella intervino Amaya Chasco.

El encuentro terminó con una buena “comida de hermandad” y la asistencia a la representación teatral de “Siete”, a cargo del grupo Karrabidea, una comedia sobre los siete pecados capitales.

Visto el éxito de esta primera convocatoria, esperamos que se repita en años sucesivos.

“Me imaginaría a mí mismo en un mundo sin libros y no sabría qué hacer con mi tiempo, no sabría en qué consistiría mi vida. Los libros son indispensables para vivir, para que la vida se enriquezca.” (Ignacio Martínez de Pisón)


Posted in Actividades, Bibliotecas, Literatura | Etiquetado: , , | 2 Comments »

I Encuentro de Clubes de Lectura de Navarra

Posted by bibliotecaestella en 15 abril 2011

El próximo sábado 30 de Abril, en el Auditorio de Barañáin, tendrá lugar el Primer Encuentro de Clubes de Lectura de Navarra.
Las actividades programadas para esta jornada son las siguientes:

10,oo h: Apertura
10,15 h.: Encuentro con el escritor Ignacio Martínez de Pisón, cuyo último libro “El día de mañana” ha visto la luz a primeros de abril.
12,00 h.: Pausa para el café
12,30 h.: Ronda de intervenciones de lectores de los distintos clubes: 2 de Civican, 2 de Mendillorri, 1 de Yamaguchi, 1 de Noain, 1 de la cárcel, 4 de Barañáin, 1 de Azagra y 1 de Estella. Serán intervenciones en torno a los 10 minutos
14,30 h.: Pausa para la comida en el restaurante “Lagunak”
18,00 h.: Teatro. Representación de la obra “7” del grupo Karretabidea. Será gratuita y abierta al público.
19,00 h.: Clausura del Encuentro

Esperamos que se anime la mayor cantidad posible de integrantes de los muchos Clubes de Lectura que hay en toda la geografía navarra y que este primer encuentro sea el pistoletazo de salida de muchos futuros eventos.

Posted in Actividades, Bibliotecas | Etiquetado: , , | Leave a Comment »

La nueva Biblioteca de Navarra abrió (por fin) sus puertas (IV)

Posted by bibliotecaestella en 13 marzo 2011

Para terminar este recorrido por la historia de los distintos emplazamientos que se barajaron para la actual Biblioteca de Navarra, habría que preguntarse: ¿Qué destino tuvieron finalmente todos esos solares y edificaciones?

Pues he aquí la respuesta.

Escuelas de San Francisco

El edificio de las Escuelas de San Francisco sigue siendo una escuela.

Palacio del Marqués de Rozalejo

El Palacio del Marqués de Rozalejo sigue estando deshabitado.

Parque de Yamaguchi

El solar de Yamaguchi, al lado del planetario, se convirtió en un parque.

Civibox Condestable

El palacio del Condestable se convirtió en un civibox, una casa de cultura.

Archivo General de Navarra

En las Huertas de Santo Domingo se levanta el Archivo General de Navarra.

Aquavox San Agustín

El Euskal Jai de San Agustín se convirtió en el Aquavox San Agustín, un complejo deportivo con piscinas, salas de musculación y zona termal.

El Corte Inglés

En el solar de Intendencia se instaló El Corte Inglés.

Palacio de Congresos y Auditorio de Navarra

En el aparcamiento de Padre Moret-Chinchilla-Yanguas hoy se levanta el Palacio de Congresos y Auditorio de Navarra Baluarte.

"La Agrícola"

¿Y el edificio de “La Agrícola”?
Se ha destinado a Biblioteca del Casco Viejo de Pamplona. De momento, se reabrió el pasado 28 de febrero, aunque en otoño se volverá a cerrar para acometer las obras de acondicionamiento del espacio como biblioteca pública.

 

 

 

Posted in Bibliotecas | Etiquetado: | Leave a Comment »

La nueva Biblioteca de Navarra abrió (por fin) sus puertas (III)

Posted by bibliotecaestella en 11 marzo 2011

Parecía que el año 1999 iba a terminar como los anteriores, en un tira y afloja entre los dos entes de gobierno, pero en octubre se llega a un acuerdo y la biblioteca irá en el Casco Antiguo porque en el solar de Intendencia se instalará un centro comercial.
El emplazamiento con más posibilidades en este momento, y que parece que va a ser el definitivo es el edificio de las Escuelas de San Francisco, situado en la Plaza de San Francisco, enfrente del edificio de “La Agrícola”.
En octubre de 2000 se abre un concurso público para presentar proyectos de edificación en ese emplazamiento.
En mayo de 2001 se conoce el proyecto ganador: “La obra de los pasajes” , de Manuel Ferrer Sala. Las escuelas se derribarán para hacer un edificio nuevo y los alumnos tendrán que ser reubicados en el Antiguo Convento de las Teresianas, en la Calle Mayor.
Esta medida no es del agrado del Ayuntamiento, por lo que el proyecto se paraliza hasta que en marzo de 2002 se da luz verde y los alumnos tendrán que ir a Teresianas.

Pero en 2003 el gobierno tiene que dar marcha atrás, ante la resistencia de los padres y el aumento de matriculaciones de las Escuelas de San Francisco.
En Diciembre de 2003, Juan Ramón Corpas, Director General de Cultura, comenta que la Biblioteca de Navarra no irá en el casco antiguo. Podría ubicarse en Mendebaldea.

Así, a principios de 2004, el Departamento de Cultura se inclina por Mendebaldea, aunque también se habían barajado otros emplazamientos, algunos ya conocidos y otros nuevos:
– Solar del Plan Sur
– Convento de las Salesas en la Calle de San Francisco
– Euskal Jai
– Una parcela en el bulevar de la Rochapea
E incluso se dice que la Biblioteca podría ubicarse en otra localidad de la Comarca, no necesariamente en Pamplona.

Sin embargo, el 12 de enero de 2005 ya se conoce finalmente la ubicación de la nueva biblioteca: Mendebaldea.

El 22 de Octubre de 2007, el Presidente del Gobierno de Navarra, D. Miguel Sanz y la alcaldesa de Pamplona, Dña. Yolanda Barcina, colocaron la primera piedra de esta dotación cultural, que, en palabras del presidente: ” ha sido un proyecto largamente trabajado desde el Gobierno de Navarra, institución que desde hace muchas décadas ha dotado de un especial impulso a la creación, ampliación y mejora de una red de servicios bibliotecarios útil y próxima a los ciudadanos de toda Navarra».

La inauguración oficial de la nueva Biblioteca de Navarra se produjo el día 1 de marzo de 2011.
Para conocer más datos sobre la Biblioteca, se puede visitar su página web, que tiene la siguiente dirección:  http://www.bibliotecaspublicas.es/navarra/index.jsp

(Continuará…)

*Datos tomados de la hemeroteca del Diario de Navarra

 

Posted in Bibliotecas | Etiquetado: | Leave a Comment »

La nueva Biblioteca de Navarra abrió (por fin) sus puertas (II)

Posted by bibliotecaestella en 9 marzo 2011

Continuando con la historia de los posibles emplazamientos de la Biblioteca de Navarra, en febrero de 1996 la situación vuelve a dar un giro.
El Gobierno rechaza las opciones de Condestable y Escuelas de San Francisco y el Ayuntamiento, que sigue exigiendo que la Biblioteca esté en el casco antiguo, propone un nuevo emplazamiento: El Euskal Jai, en la Calle San Agustín.
El frontón se podría derribar y construir un edificio nuevo.  En marzo de 1996, el presidente de Gobierno, D. Javier Otano, asegura que el lugar idóneo para la biblioteca es el solar de Intendencia, porque no cabe en el Euskal Jai, aunque deja abierta la opción de las Escuelas de San Francisco. Pero el consistorio pamplonés se opone a que vaya en un sitio distinto que el Euskal Jai.
En abril de ese mismo año, ASNABI (Asociación Navarra de Bibliotecarios) organiza un “Foro Técnico sobre la Biblioteca General de Navarra” .
En mayo, el Gobierno propone la creación de un Palacio de Congresos en el aparcamiento de Padre Moret-Chinchilla-Yanguas (lo que hoy es el actual Baluarte) y dentro de este Palacio iría la Biblioteca. El Ayuntamiento no lo acepta.

Octubre de 1997, nueva ubicación: Solar de las Huertas de Santo Domingo
El edificio quedaría unido al Palacio de la Capitanía General (actual Archivo General) mediante una pasarela. Por una vez, los dos entes de gobierno están de acuerdo. No así la Comisión de Archivos y Bibliotecas del Consejo Navarro de Cultura ni la Comisión de Patrimonio. Según ellos: “El Ayuntamiento quiere crear un aparcamiento y los complementos Parlamento y Biblioteca son una forma de vestir el aparcamiento o de financiarlo”.

1998 vuelve a presentarse complicado.
El Ayuntamiento sigue opinando que Santo Domingo es una buena opción, pero el Gobierno la rechaza el 23 de febrero y se inclina por las Escuelas de San Francisco.
Ante estos desencuentros, en marzo se crea una comisión mixta para buscar el emplazamiento idóneo.
Así, en junio de ese año cobran importancia dos emplazamientos:
– Intendencia (opción del Gobierno, rescatada en mayo)
– Escuelas de San Francisco (Ayuntamiento)
La Asociación del Casco Antiguo está en contra de Intendencia.
En septiembre de 1998, Marcotegui pide la cesión de Intendencia para biblioteca. Como contrapartida, se compromete a promover las bibliotecas de barrio y convertir la Biblioteca de “La Agrícola” en cabecera de Pamplona. Pero para el alcalde “vincular nuevas bibliotecas de barrio a lograr Intendencia es un chantaje” y rechaza la oferta.

(Continuará…)

*Datos tomados de la hemeroteca del Diario de Navarra

Posted in Bibliotecas | Etiquetado: | 1 Comment »

La nueva Biblioteca de Navarra abrió (por fin) sus puertas (I)

Posted by bibliotecaestella en 7 marzo 2011

El pasado día 1 de marzo se produjo la inauguración oficial de la nueva sede de la Biblioteca de Navarra, situada en el Paseo Antonio Perez Goyena del pamplonés barrio de Mendebaldea.

Esta nueva sede viene a sustituir a la anterior, situada en el edificio de “La Agrícola” en la Plaza de San Francisco.

Pero llegar a la inauguración de este moderno edificio no ha sido un camino fácil, debido principalmente a la imposibilidad de encontrar un emplazamiento adecuado dentro de la ciudad de Pamplona.

Hagamos una pequeña historia.

En Marzo de 1971, la Biblioteca General se traslada desde su sede en el Salón de Sesiones de la Diputación en Carlos III hasta el edificio de “La Agrícola”. Según Jaime del Burgo, responsable por aquel entonces de las bibliotecas: “La Plaza de San Francisco es en cierto modo un sitio tranquilo…aunque, personalmente, hubiera preferido la Ciudadela”

En el año 1984 ya habían comenzado los problemas de espacio que el edificio de la Plaza de San Francisco ha arrastrado siempre.
Pero es en 1993 cuando los responsables comienzan a pensar en construir una nueva biblioteca y ya se empiezan a vislumbrar los problemas Gobierno-Ayuntamiento de Pamplona, pues la Comisión de Educación y Cultura había solicitado un solar junto al planetario de 3000 m2 al consistorio, petición que es rechazada pues el Ayuntamiento quería que se construyera en la antigua Sede de Empresariales y Magisterio (hoy INAP), situado en la Plaza de San José, al lado de la Catedral

La tensión Gobierno-Ayuntamiento no ha hecho más que empezar. Así, en febrero de 1994 aparecen unas declaraciones en Diario de Navarra en las que Alfredo Jaime, alcalde de la ciudad, aboga por mantener las instalaciones en el mismo edificio o en otro del Casco Antiguo, mientras que el consejero Javier Marcotegui habla de un edificio nuevo en una zona más céntrica y accesible y mantener la biblioteca del edificio de “La Agrícola” como la primera biblioteca de barrio de Pamplona.
La Comisión del Consejo Navarro de Cultura emite un informe en el que, entre otras cosas, afirma: “La Biblioteca General no ha evolucionado en los últimos 20 años en cuanto se refiere a locales, organización y personal…Se ha convertido en una sala de lectura…la biblioteca no es digna y no alcanza los mínimos habituales en la generalidad de los servicios de la Administración Foral…La Biblioteca General de Navarra necesita un espacio, una organización y unos medios tecnológicos que le permitan superar el reto que la sociedad actual le plantea”.

Parece que en septiembre de 1995, Ayuntamiento y Gobierno han dado con el edificio adecuado para la Biblioteca General. Se trata del Palacio del Condestable, situado en la intersección de la Calle Jarauta con la Calle Mayor.
Pero en noviembre de ese mismo año, se baraja también como sede las Escuelas de San Francisco, edificio situado justo enfrente del edificio de “La Agrícola”.
Es decir, que a fines de noviembre hay tres sedes posibles: el Palacio del Condestable, Las Escuelas de San Francisco y el Palacio del Marqués de Rozalejo, situado en la Calle Navarrería, que se añade por sorpresa a la lista.

Vuelve a haber enfrentamiento. El Ayuntamiento quiere Condestable y el Gobierno las Escuelas.
En medio de esta polémica, en el Diario de Navarra del 17 de Noviembre de 1995, Lorenzo Otazu declara: “En enero no entrará ningún libro más por falta de espacio físico.”
Denuncia una situación insostenible por falta de acuerdo entre los organismos oficiales, situación que se lleva arrastrando desde hace 8 años. No parece haber voluntad política de solución.
“Seguir en el Casco Antiguo parece un atraso, porque se necesitan sitios céntricos, de fácil acceso, bien iluminados”.

A estos tres emplazamientos se añaden otros dos: Parte del parque de Yamaguchi y el solar de Intendencia.
Los bibliotecarios rechazan el Palacio del Marqués de Rozalejo por su limitado espacio y también Condestable.

(Continuará…)

Datos tomados de la Hemeroteca del Diario de Navarra

Posted in Bibliotecas | Etiquetado: | 1 Comment »

 
A %d blogueros les gusta esto: